SOBRE MENEZUELA

Existe un paradigma muy arraigado en la psique del común y es que “los tiempos de antes eran mejores”, sin embargo, esta frase no es del todo cierta por distintas razones, primero podemos mencionar que en relación a periodos anteriores los conflictos bélicos han disminuido y han reducido su efecto, gracias a que muchas de las fronteras que se consideraban “calientes”, actualmente están en paz. En un estudio realizado por Max Roser en “War and Peace before 1945”, publicado en OurWorldInData.org, se concluye que las muertes registradas por los conflictos han disminuido con el tiempo, aun cuando la población ha crecido.

“las muertes registradas por los conflictos han disminuido con el tiempo, aun cuando la población ha crecido”

Con respecto a la esperanza de vida se ha elevado en muchas partes del mundo en las últimas décadas, y de acuerdo a varios estudios científicos este valor subió de 46,7 años a 59,3 solo en el lapso del 1990 al 2013, por otra parte muchas enfermedades que se consideraban mortales actualmente han sido controladas o han desaparecido.

De acuerdo datos del Instituto de Estadística de la UNESCO los índices de escolaridad se han incrementado, salvo algunas excepciones hay más profesionales en el mundo egresados de los institutos de educación que en años anteriores, el acceso a la educación y a la información se ha vuelto universal, la pobreza se ha reducido y hay menos personas pasando hambre. La tendencia es que el uso de las energías renovables y limpias se incremente en los próximos años, reduciendo el consumo de combustibles fósiles y por consiguiente las consecuencias derivadas de su uso.

¿Entonces por qué sentimos que vivimos en una sociedad condenada a la destrucción?, la respuesta es simple: por la información que recibimos. Escribir cosas negativas y alarmantes llama mas la atención, es fácil de conseguir y hay un publico importante que se cautiva con los temas tragicos, por eso razón, y quizas otras mas, predomina su contenido sobre todo en nuestra fuente de información preferida: la internet. Los logros, esfuerzos, triunfos personales y de equipos quedan eclipsados cuando se ponen al lado de una noticia “que vende”. No con esto debemos olvidar nuestro deber de denunciar lo que creemos que no es correcto

En Venezuela en el contexto actual es sencillo buscar una noticia negativa que llame la atención, ahora sin menospreciar la utilidad de la información anterior, también necesitamos mostrar la cara agradable y positiva de lo que hicimos, hacemos y haremos, para demostrar con hechos que existe otra realidad que no es contada, y que es necesaria mostrar. “La Venezuela petrolera que merece ser compartida”, no es solo un lema, es una necesidad tan importante como lo es la denuncia.

Necesitamos creer que aún queda algo dentro de nosotros que merece ser compartido con el mundo, y si no lo hacemos en el “ahora” no quedara nada para el “después”. Con esa idea nace Menezuela, una revista petrolera digital que tiene como objetivo, recuperar esa parte positiva y constructiva de la que ha sido, es y será por muchos años la industria más importante del país: la petrolera.

“recuperar esa parte positiva y constructiva de la que ha sido, es y será por muchos años la industria más importante del país: la petrolera”